El proyecto es continuación del proyecto FITS 008/2010, “Interconexión de Sistemas Fotovoltaicos a la Red Eléctrica en Ambientes Urbanos” y representará un paso más hacia el desarrollo de una nueva generación de redes de energía modernas, limpias y flexibles, que contemplen el uso de generación eléctrica distribuida a partir de energías renovables, en especial energía solar fotovoltaica, incorporando la infraestructura de comunicación, gestión de datos de información y elementos de control y seguridad a las redes de distribución existentes. Busca, asimismo, impulsar un fuerte crecimiento de la participación de las energías renovables en la red eléctrica, siendo éste el primer paso hacia el desarrollo de redes inteligentes basadas en micro redes que permitan manejar la intermitencia de las fuentes renovables. A tal fin, se propone realizar una experiencia piloto en la localidad de Centenario, provincia de Neuquén, que combine la telesupervisión y el telecontrol del sistema de distribución de baja tensión con un conjunto de generadores fotovoltaicos distribuidos. La ejecución del presente proyecto contribuirá a sentar las bases para impulsar en el país, en el mediano plazo, el uso masivo de redes y micro redes inteligentes con generación distribuida a partir de fuentes renovables.

Los principales objetivos específicos son los siguientes:
– Diseñar, instalar, operar y realizar el seguimiento de un conjunto de sistemas fotovoltaicos distribuidos, con una potencia total de aproximadamente 400 kW, conectados a la red de baja tensión.
– Desarrollar un sistema de telesupervisión y eventual intervención, en forma remota, de las instalaciones (incluyendo las de generación distribuida) desde las que se brinda el suministro eléctrico de baja tensión a los clientes de la empresa distribuidora.
– Evaluar teórica y experimentalmente las consecuencias de la generación distribuida sobre la calidad del servicio.
– Desarrollar las capacidades de equipamiento y de personal calificado en los organismos de ciencia y técnica involucrados.
– Crear una plataforma que permita evaluar el impacto del proyecto desde las perspectivas de desarrollo económico y técnico, y de impacto social y medioambiental. Esta plataforma podrá ser utilizada para futuras réplicas del proyecto.