PARA EL ESPECIALISTA, HAY QUE BUSCAR UNA POLÍTICA COMPETITIVA. APUNTAN A LAS INSTALACIONES DOMICILIARIAS E INDUSTRIALES.

El desarrollo de proyectos para incorporar la generación renovable a la matriz energética del país se encuentra retrasado pese a las últimas políticas de estímulo para el sector establecidas en la ley 26190, que estipuló un horizonte del 8% de participación en 10 años. A poco más de un año para que se cumpla el plazo, el porcentaje que aportan las fuentes renovables apenas llega al 0,4%.

Julio Durán es responsable del proyecto que dio vida al consorcio público-privado Iresud, formado entre la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) y cinco empresas privadas, con el que apuntan a desarrollar la producción de energía solar como fuente de abastecimiento domiciliaria y como generadora que permita diversificar la matriz del país.

“Argentina no sólo se encuentra atrasada en el desarrollo de la energía fotovoltaica en relación con los países que hicieron punta en este tipo de generación, sino que también con países vecinos como Chile. Actualmente el país tiene entre 15 y 16 MW de energía fotovoltaica, mientras que Alemania –líder mundial– ya cuenta con más 35.000 MW instalados”, señaló Durán.

El proyecto “Interconexión de sistemas fotovoltaicos a la red eléctrica en ambientes urbanos”, aprobado por el Ministerio de Ciencia y Técnica, busca desarrollar la industria y la legislación para que cada propietario pueda instalar sus paneles solares y no sólo abastecerse de energía, sino vender el excedente al sistema interconectado nacional.

Sin embargo, la falta de beneficios como una tarifa diferenciada desalienta la multiplicación de las fuentes solares de energía.

Durán explica que la propuesta, que finaliza en mayo del próximo año, sirvió como avance. “En el marco del proyecto se instalaron o están en proceso de instalación aproximadamente 40 sistemas de fotovoltaica, con una potencia total de alrededor de 100 kW en 16 provincias y Base Marambio, en la Antártida Argentina. En Neuquén, en convenio con el EPEN, se instalaron 12 módulos fotovoltaicos y un inversor de 2,8 kW, en una de las pocas instalaciones conectadas directamente a la red pública. Además está proyectada otra obra para San Martín de los Andes.

 REGIÓN SOLAR

Durán anticipó que continuarán el proyecto, en una segunda etapa que se encuentra en evaluación dentro del Fondo de Innovación Tecnológica Sectorial (FITS), en la que se prevé la instalación de paneles para abastecer de electricidad fotovoltaica a una empresa o fábrica en Centenario.

“Con la nueva propuesta buscamos dar el salto de las instalaciones de tipo domiciliarias que veníamos realizando a una de mayor rango. En el caso de Centenario, pensamos en un proyecto de 400 kW”, explicó el especialista.

Aún sin fecha, el nuevo proyecto, también en convenio con el EPEN, servirá además para combinar la generación fotovoltaica distribuida con técnicas de redes inteligentes, es decir con telemedición y telesupervisión, una novedosa herramienta para sumar control a distancia sobre los estados de las redes.

http://www.rionegro.com.ar/diario/estamos-atrasados-en-energia-solar-4124668-10948-notas_energia.aspx