Desde mañana una planta proveerá energía solar al comedor de la UNCuyo. A las 13, en el salón azul, inaugurarán la planta piloto modular de pequeña escala -que contiene una unidad generadora de cinco kilowatts pico de potencia- para inyectar energía a las instalaciones al edificio. 

La iniciativa, apunta a promocionar el uso de energías alternativas y representa un primer icono en materia solar fotovoltaica utilizada en edificios públicos en la Provincia. 

Se utilizará como fuente de información y estudios para extraer datos experimentales y proveer de experiencia y conocimientos de futuros proyectos, teniendo en cuenta la actual problemática energética y el uso difundido de las fuentes renovables de energía. 

Al ser una planta modular, en el futuro podría completarse con más equipos para lograr un mayor rendimiento energético y auto abastecimiento. El proyecto se concretó con fondos nacionales y provinciales. 

Acerca de la energía fotovoltaica y generación distribuida
La energía fotovoltaica es la transformación directa de la radiación solar en electricidad. Esa transformación se produce en los llamados paneles fotovoltaicos, los que reciben la radiación solar, la cual excita los electrones de un material semiconductor, generando así una corriente eléctrica. 

La energía generada por los paneles fotovoltaicos atraviesa una serie de dispositivos los cuales tienen como fin darle las mismas características eléctricas que la energía que se consume diariamente. 

Entre sus ventajas se destaca que proviene de una fuente inagotable, el sol; que la energía se consume donde se produce. No consume combustible ni produce emisiones de dióxido de carbono u otros gases; es modular a cualquier escala. 

Se trata de sistemas sencillos y fáciles de instalar, se adaptan a cualquier terreno y son de bajo costo de operación y mantenimiento. 

La generación distribuida (GD) consiste en la generación de energía eléctrica descentralizada y se basa en el concepto de múltiples y pequeñas instalaciones lo más próximas al consumo posible. 

Bajo esta modalidad, cambia el paradigma unidireccional de grandes centrales generadoras con múltiples usuarios a grandes distancias, a pequeños usuarios generadores. Estos tienen la posibilidad de generar su propia energía y entregar sus excedentes a la red de distribución. 

Esto tiene como ventajas que reduce las pérdidas de energía eléctrica tanto en las redes de distribución como de transporte; los sistemas de GD son modulares y proporcionan flexibilidad al sistema eléctrico de distribución.

Normalmente responden a instalaciones sencillas y de muy corto tiempo; genera conciencia en el consumo al convertirse de consumidor a generador –consumidor, y reducen el uso de combustibles fósiles para generación con su correspondiente costo y contaminación. 

Asimismo no necesitan grandes extensiones de terreno para desarrollarse, si no por el contrario, en escalas pequeñas y en diferentes lugares. http://archivo.losandes.com.ar/notas/2014/5/28/comedor-uncuyo-funcionara-energia-solar-788475.asp